negocios rentables

Comparte este Post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

Negocios rentables que cambian vidas: 8 emprendedores peruanos explican cómo prepararse para empezar un proyecto propio

negocios rentables


8 Historias de negocios rentables (y no sólo en números).

Negocios rentables son aquellos que producen un beneficio que compensa la inversión que se ha puesto en ellos. La forma tradicional de medir esta rentabilidad se enfoca, fundamentalmente, en el aspecto económico.

Pero si analizamos de una forma más profunda, notaremos que muchos de los beneficios de emprender, están también ligados a la realización integral de las personas.

Estar al mando de nuestras vidas. 

Tener libertad. 

Vivir con propósito.

Trascender aportando valor a los demás.

Ayudar a quienes lo necesitan.

Dedicarse a aquello que se ama.  

Todos estos son beneficios que convierten a los emprendimientos en negocios rentables, en un sentido mucho más amplio.

El post de hoy recopila 8 historias de emprendimiento, que están completando la ecuación: Negocios rentables = Beneficio Integral.


Preguntándole a los que saben.

El miedo a dejar la seguridad de un empleo tradicional es uno de los mayores obstáculos al emprender. Los invitados de este artículo experimentaron y vencieron este miedo.

Y lo lograron, en gran medida, gracias a haber tenido claras sus motivaciones y a haber organizado sus finanzas personales de acuerdo a sus prioridades.

En los siguientes minutos leerás, directamente de quienes han pasado por el proceso del emprendimiento, las respuestas a las siguientes preguntas:

1. No es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

2. Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

3. ¿Qué consejo darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

¡Ponte cómodo, porque allá vamos!


Víctor Hugo de la Cruz – Pickadeli

Economista especializado en Finanzas y Marketing, con 9 años de experiencia en banca comercial.

En el 2015 fundó Pickadeli, y la ha convertido en una de las marcas de cafeterías / restaurantes de comida saludable más importantes de Perú. Opera 3 locales y 1 planta productora de alimentos. 


negocios rentablesNo es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Sentirme libre con mi tiempo y 100% motivado en mí día a día.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

Previamente a renunciar a mi puesto en un banco comercial, había realizado unas inversiones en renta fija, que salieron bien.

Esto me dio la “tranquilidad” de emprender, sabiendo que iba a tener rentas mensuales que cubrirían mis costos fijos (obviamente, ajustando el estilo de vida).

Hacer negocios rentables toma un tiempo. Si no hubiera tenido ahorros o generado otras fuentes de ingreso, probablemente no habría tenido la suficiente confianza para emprender.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Emprender no significa lanzarte al negocio sin haberte preparado.

El secreto es empezar a buscar ahorros o fuentes alternativas de ingreso mientras que aún se tiene una relación laboral.

Para emprender tienen que estar alineadas 3 cosas:

1. Ahorros o una fuente alternativa de ingresos.

2. Una idea que te haga soñar.

3. Y ese miedo mezclado con ilusión, que precede al momento de la decisión final de renunciar.


Si quieres conocer un poco más acerca de la historia de Pickadeli, puedes leer esta entrevista que le hizo el diario «Gestión».


Ale Camino – Smile Baker

Tras estudiar cocina y vivir en Barcelona por 4 años, volvió a Lima y trabajó durante un año como administradora de un restaurante.

Se dio cuenta de que no era el lugar para ella, así que decidió dejarlo y emprender por su cuenta. Hoy dirige Smile Baker, empresa especializada en preparación de postres y tortas decoradas.


negocios rentables

No es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Aunque podría haber escogido un camino más seguro, la necesidad fue mi motivación. No sólo la necesidad económica -sabía que podía ser un riesgo-, sino también la necesidad de sentirme más libre, de crear, de ponerme nuevos retos y de demostrarme lo que puedo lograr.

Cuando piensas que no estás haciendo “nada” laboralmente, es el mejor momento para crear y emprender. La idea de mi negocio no sólo nació en estos meses en donde “pateaba latas”, sino desde niña, mientras crecía ayudando a mi mamá en repostería desde casa.

Con muchas ganas pero sin un horizonte muy claro, empecé con la idea de sacar una súper línea de brownies. Mi enfoque fue variando, hasta que, por cosas de la vida, terminé dedicándome a hacer tortas decoradas en buttercream.

El éxito que alcanzamos se debió a que se trataba de un producto novedoso. En esa época, en Lima, casi nadie lo ofrecía.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

Mi economía familiar no estaba muy organizada. Vivía con un sueldo muy bajo y me alcanzaba para pagar mis cuentas a las justas.

Al inicio no necesité mucha inversión, porque empecé trabajando desde casa. Mi mamá me presto muchos utensilios, que ya luego con el tiempo se los compre. Fui invirtiendo según crecía mi negocio, comprando equipos, y contratando y capacitando un equipo de trabajo.

Después de dos años trabajando en mi casa, me di cuenta que mi negocio ya no podía seguir creciendo desde ahí. En ese momento me aventuré a dar el primer gran paso y alquilar un taller de pastelería.

Mi marca ya estaba medianamente posicionada, pero para proyectarme a seguir creciendo, pedí un préstamo al banco. Así, compré equipos más profesionales.

Con la mudanza llegó la formalización, nuevas personas al equipo y una nuestra estrategia de posicionamiento de la marca.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Puede sonar cliché pero es la verdad: “El que no arriesga no gana”.

Si tienes una idea en mente y crees en ella, hay que arriesgar. Para construir negocios rentables, es fundamental creer en uno mismo y darlo todo. La pasión por hacer lo que amas, será el impulso para lograr tus objetivos.

Eso sí, quien piense que se trabaja más cuando se depende de un empleador, está equivocado. Cuando se tiene un negocio propio, al inicio, probablemente, no habrá domingos y feriados. Pero no es un sacrificio cuando amas lo que haces.

A quienes tengan la idea de emprender su propio negocio -y para cualquier cosa de la vida- les diría que se pusieran a pensar en cómo quieren verse cuando sean viejos.  Traten de visualizar de qué manera quisieran haber vivido. 


Si quieres contactar con Smile Baker para conocer sus productos, puedes escribir al siguiente correo: quiero@alecamino.com



Nelson Portugal – Centro de Crecimiento Integral

Administrador en Negocios internacionales. Consultor en desarrollo personal y fundador del Centro de Crecimiento Integral.

Ha sido catedrático de la carrera de Psicología y es autor del libro «El Círculo de Crecimiento».


negocios rentables

No es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Tenía 21 años aproximadamente cuando me di cuenta que quería tener mi negocio propio. Estaba en los últimos ciclos de la universidad y sentía cierta disconformidad sobre la relación existente entre los egresados y el mercado laboral.

Veía que todos aspiraban a lo mismo, por casi las mismas razones: una buena empresa, un buen puesto para tener un buen carro y un buen departamento.

Yo no tenía las cosas claras, pero lo que sí sabía eran dos cosas:

(1) Que a mi no me motivaba nada de ello

(2) que no quería trabajar para empresas que no contribuían genuinamente con el crecimiento de las personas. Ya sabes, tabacaleras, cerveceras o farmacéuticas.

En ese momento me di cuenta que debía crear mi propio camino. ¿La motivación? Algo distinto – solo eso.

No sabía cómo, pero decidí hacerlo de todos modos. Opino que no importa la razón por la cual una persona desea emprender. Quererlo ya es razón suficiente.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

Yo inicié mi camino dedicándome a las ventas de forma independiente. Ahí aprendí cómo vender, todo lo que involucra hacerlo: lidiar con la frustración, manejar la incertidumbre y actuar pese a los temores.

En este trabajo independiente empecé a generar mis primeros ingresos y, en paralelo, realizaba capacitaciones de desarrollo personal gratuitas.

Tenía la idea de que si lo hacía bien de forma gratuita en algún momento podía vivir de ello. Ahora sé que no es la única forma de empezar un negocio, pero así lo hice yo en mis inicios: generando dinero de una área para usarlo en otra.

Creo que es difícil tener todas las finanzas ordenadas antes de iniciar un negocio, pero tener liquidez es algo importante que – si no se tiene – debe ser prioridad, pero no limitarte.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Les diría que en la vida es tentador quedarnos atrapados en los dilemas: lo hago o no lo hago. Me mudo o me quedo. Viajo por el mundo o trabajo.

La verdad es que siempre existe una tercera opción, una alternativa que no requiere abandonar todo para iniciar algo de cero.

Emprender un negocio, por ejemplo, no tiene porqué ser una decisión difícil, que genere grandes cambios o de alto riesgo.

El primer paso es definir un producto y conseguir tres clientes. Así de simple. Poco a poco, los emprendimientos empiezan a convertirse en negocios rentables.

Esto no toma más que unas cinco horas a la semana de enfoque. No se requiere capital, no necesita pedir préstamos, tampoco renunciar a su trabajo.

Lo único que necesita es coraje. Coraje para intentarlo pese a las posibles críticas o fracaso. Ahí está el crecimiento.


Para conocer un poco más acerca del Centro de Crecimiento Integral, puedes seguir a Nelson en Facebook.


 Marco Loret de Mola – MatLab

Administrador. Director Académico de MatLab, laboratorio matemático dedicado a desarrollar técnicas lúdicas de enseñanza y aprendizaje de las matemáticas.

Con más de 20 años de experiencia, su visión es convertirse en la empresa líder en enseñanza y aprendizaje de Matemática en el Perú. 


negocios rentables

No es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Nunca, desde que empece a trabajar en empresas, me sentí cómodo con la idea de desarrollarme por ese camino.

La rutina, el olor de la oficina, los ascensores, la forma de vestir, los horarios, los jefes. Razones tenía de sobra para atreverme.

Siempre he soñado con hacer algo propio. A mi manera, poder aportar significativamente con el país, desarrollar, investigar, trascender.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

Es clave prepararse. Cuanto más espontánea sea la decisión, más tendrás que sudar para conseguir tus primeros logros (si los consigues).

En mi caso, ahorré lo suficiente como para solventar a mi familia durante 12 meses, sin ingresos de ningún tipo (era mi peor escenario).

Además, habíamos preparado un plan financiero familiar que disminuía nuestros costos fijos.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Aconsejar sobre emprender no es fácil. Para mí, ha sido de las cosas más arriesgadas que he hecho en mi vida.

Por más que me preparara, nunca tomaría todas las precauciones necesarias. Sabía que forjar negocios rentables es algo difícil… ¡pero no pensé que tanto!

Llegó el día que había escogido para tomar la decisión, no había vuelta atrás. Era el día.

Todo ha sido mucho más de lo que imaginé: muchas más alegrías y también muchas más amarguras. Pero no lo cambiaría por nada.

Hace 6 años que dejé mi vida de dependiente. Me he sentido derrotado por momentos, pero sabiendo que es parte del viaje.

Con cada paso que he dado, he sentido satisfacción. Y con cada logro, he sentido libertad.

¿Vale la pena? Claro que si.


Conoce más acerca de la visión y el propósito de MatLab, siguiendo su página de Facebook.



Milagros Linares – Entre Novias

Comunicadora. Trabajó durante 6 años en el sector de Telecomunicaciones. En el 2016 decidió emprender su proyecto personal.

«Entre Novias¨ es una empresa dedicada a la venta de vestidos de novia de lujo, en re estreno, a menos del 50% de su valor original.


negocios rentables

No es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Siempre me gustó la idea. Con el tiempo, esta idea se fue haciendo cada vez más fuerte.

Me motivaba mucho el poder construir algo propio, en lo que pudiera verme reflejada de alguna manera. Quería, además, ser capaz de generar mi propia fuente de ingresos sin depender de alguien más. 

Al principio tenía muchas ideas de posibles negocios rentables que, desde hacía algunos años, rondaban por mi cabeza. Todos bajo el rubro de la belleza, de lo femenino, de lo estético.

Luego de determinar cuál era el entorno dentro del cual me sentía más motivada, empecé a analizar la potencial viabilidad de cada proyecto: las necesidades del mercado y las oportunidades.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

¡Por supuesto! No es nada fácil dejar la ¨estabilidad¨ económica que un salario recurrente te da. Pero nada es imposible.

En mi caso, tuve la suerte de que mi esposo -que sí trabaja como dependiente y es feliz haciendo lo que hace- nos daba ese soporte económico que como familia necesitábamos.

Lo que hay que hacer es, simplemente, organizarse. Dejar de lado los lujos y deudas innecesarias, por un objetivo mayor. Esto, a la larga, te da muchas más satisfacciones.

Planificar los costos fijos y variables.

Ahorrar todo lo que sea posible para tener un colchón.

Ser muy organizado en los gastos. 

Esos tres factores dan mucha tranquilidad para arriesgarse a lograr un emprendimiento.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

El miedo nunca se va a ir. No es que un día te decides a emprender un proyecto y el miedo desaparece.

Siempre te enfrentas a él, porque siempre vas a tener que superar obstáculos. El tema es saber manejar ese miedo y que no te paralice.

Hagan un plan con el cual se sientan cómodos. Contemplen sus necesidades, tanto económicas como emocionales.

Creo que para un emprendedor, el tema emocional es básico. Si no estás motivado, si no crees en lo que haces y si no tienes confianza en ti mismo; mejor no te metas en esto.

Para mí, el tema emocional fue y es fundamental. Tienes que sentirte bien con tu entorno para que las cosas salgan bien fácilmente.

Si no tienes ese soporte con tu pareja, familia o alguien, pues busca un coach. Pero nada puede desanimarte, ya que eso se verá reflejado en tu emprendimiento.


Puedes ver el trabajo de Milagros en la cuenta de Instagram de Entre Novias. Además, puedes escribir a contacto@entrenoviasperu.com


Joe Forte – Red Cervecera

Vive en Perú, aunque es originario de Boston – Estados Unidos. Ex banquero corporativo para diversos bancos globales y MBA en España. 

Hizo su primera cerveza en el 2004 y ahí empezó todo. Después de mucho experimentar, decidió -como él mismo dice- «tirar su terno y corbata a la basura» para dedicarse al 100% a Red Cervecera.


negocios rentablesNo es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Quería hacer algo que me apasionara. Mientras trabajé en banca, a pesar de que sí me interesaban ciertos aspectos, nunca me sentí verdaderamente feliz.

Como mucha gente, me despertaba con un pequeño sentimiento de angustia todos los días antes de ir al trabajo. Era claro que no estaba haciendo lo que quería.

Curiosamente, quien me dio el empuje final fue mi ex-jefe. Él había visto cómo me apasionaba la cerveza artesanal y me sugirió que me involucrara con ese mundo.

Unos meses después, él dejó su carrera de 30 años en el banco y se fue a enseñar en una universidad. Eso era algo siempre había querido.

Al ver eso me dije que si él lo había podido hacer, yo también podría. Ese día empecé a planear mi nuevo negocio.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

Empecé a planear mi nuevo negocio 6 meses antes de dejar mi trabajo. Cada momento libre del que disponía (que no era mucho, pues tenía un hijo recién nacido), me lo pasaba organizando e informándome.

También me aseguré de tener:

(a) Un buen cojín económico para poder aguantarme (lo usé todo).

(b) El dinero que pensaba invertir en el nuevo negocio.

Hay gente que dirá que es mejor dejar tu trabajo cuando tu negocio ya está funcionando, pero cada caso es distinto.

Yo planifiqué todo lo que pude antes de renunciar, y luego me dediqué a terminar de montar Red Cervecera durante 8 meses.

En ese período pude acelerar plazos y concretar, de forma personal, muchas cosas. Si hubiera continuado en mi empleo, tal vez, esos 8 meses se hubieran convertido en 2 años.

Sin duda, la más grande ayuda que tuve para emprender fue el apoyo de mi mujer. Si no fuese por ella, nunca podría haber cambiado de carrera.

Ella siempre creyó en mí y siempre me apoyó emocionalmente.  Además, tenía un buen trabajo que nos ayudó con la economía de la familia.

Es sólo gracias a ella que ahora estoy donde estoy.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Siempre habrá mil razones para no emprender: dinero, tiempo, desconocimiento acerca de cómo montar negocios rentables…

Dar el salto es, probablemente, una de las decisiones más difíciles que vas a tomar. Pero en cuanto lo hagas, te darás cuenta de que vale la pena.

Lo más difícil es convencerte a ti mismo. Después de que hayas logrado eso, el resto es buen planeamiento, dedicación, paciencia y tiempo. Mucho tiempo.

Otro consejo es que el emprendedor siempre debe estar listo para cambiar el rumbo. El negocio que yo armé, terminó siendo un poco diferente a lo que inicialmente había pensado. Uno puede planear mucho, pero la realidad siempre puede ser diferente.


Sigue a Red Cervecera en en Facebook. Prueba alguna de sus variedades de cerveza artesanal, aprende a elaborar la tuya o consigue los mejores equipos e insumos.


Fabiola Navarro – Co-labora Coworking

Economista, con maestría en Dirección de Marketing y Gestión Comercial. Trabajó por más de 10 años en diversas empresas líderes de mercado.

CoFundadora de CoLabora Coworking, su visión es construir una comunidad de emprendedores y empresas que busquen impactar al mundo, en torno al compartir espacios de trabajo. 


negocios rentablesNo es fácil crear negocios rentables. ¿Cuál fue tu motivación principal para emprender?

Mi motivación inicial fue que siempre quise tener un proyecto propio.

Quizás haya sido porque crecí con el ejemplo de mis papás. Ellos, aunque siempre celebraron mi crecimiento profesional en el campo corporativo, nunca dejaron de aconsejarme sobre la importancia de crear mi propia empresa.

Mi único problema era que, hasta antes de Co-Labora, no lograba encontrar una idea de negocio que me enganchara.

Ahora mi nueva motivación es mi hijita 🙂 . Antes de ella, cabía la posibilidad de que el emprendimiento fallara, pero la noticia de su llegada anuló esa posibilidad automáticamente.

Es muy distinto tener un sueldo constante que empezar un proyecto propio. ¿Cómo organizaste tu economía para emprender?

Es verdad, hay que prepararse psicológicamente y económicamente. Eso sí lo tuve muy claro.

Los negocios rentables no se crean de un día para otro. Sabía que ya no recibiría un sueldo fijo como dependiente y que, por un tiempo, tendría un flujo de caja personal negativo.

Afortunadamente, había ahorrado lo suficiente para hacer frente a ese periodo. Además, tenía un activo del que podía echar mano en forma de alquiler.

Siempre he sido bastante ordenada en mis finanzas personales, y creo que eso me ayudó mucho. Nunca me ha gustado gastar más de lo que gano. Incluso, siempre estuve acostumbrada a trazarme un objetivo de ahorro mensual.

Por eso sufrí un poco al principio: me costaba tener que gastar más de lo que generaba. Pero sabía que era una situación temporal.

Durante ese tiempo era importante minimizar el gasto, eliminando del presupuesto algunos gastos que no eran realmente necesarios.

Me ayudó también el establecer un tiempo máximo de plazo, según las proyecciones de la empresa.

También considero que es importante tener un buen colchón adicional de ahorro.  Esto, como backup, por si hay imprevistos.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Es verdad. El miedo es un factor que puede paralizarte y llevarte a postergar tu proyecto, si es que no lo sabes manejar.

Tenemos miedo porque estamos acostumbrados a pensar más en las probabilidades de fracaso que en las del éxito. Además, hemos sido entrenados para conceptualizar el fracaso como algo totalmente negativo -cuando en realidad, es una fuente riquísima en experiencia y aprendizaje.

También considero que es fundamental sentirte enamorad@ de tu proyecto y renunciar al orgullo. De ese modo es posible sincerar tus expectativas.

Es necesario inspirarte en tu propósito inicial, alimentarte de tu verdadera motivación y apalancarte de la pasión que ella despierta. Sólo así, aumentarás la confianza en ti mismo y en que lo que estás haciendo es “el camino”.

Lo que me ha servido a mi cuando tengo miedo:

1. Recuerdo mi motivación

2. Recuerdo que los logros y momentos más bellos e importantes de mi vida, siempre han sido precedidos por una etapa de miedo.

Entonces recuerdo que el miedo es solo una parte más del proceso; y lo abrazo, lo acepto, cierro los ojos y confío.


Espacios que inspiran. Conoce una nueva forma de trabajo colaborativo siguiendo a Co-labora en Facebook.


El último emprendimiento es muy especial

Cada vez, nuestra sociedad se vuelve más individualista. Vivimos «contra el reloj». Así, resulta poco común, encontrar personas que dediquen parte importante de su tiempo a ayudar a otros.

Franco de los Ríos es uno de estos «extraños» casos.

Este emprendedor social ha creado «Trueque Solidario», un movimiento que, con una mecánica tan sencilla como potente, viene ayudando a muchas personas que se encuentran en situación de necesidad.

Además, es notable la manera en la que ha involucrado con su iniciativa, a su familia y a gran parte de su entorno.

Conozcamos de qué se trata.


Franco de los Ríos – Trueque Solidario

Publicista de 38 años, emprendedor social y futbolista frustrado. Corredor por receta médica y amante del mar.

Padre de dos niñas de 8 y 17, respectivamente. Como él dice, con un divorcio a cuestas, parece haber encontrado el rumbo. Al menos en lo emocional.


negocios rentables¿En qué consiste «Trueque Solidario»?

«Trueque Solidario» es una comunidad que busca ayudar a diferentes hogares, albergues y personas en situación de riesgo. Consiste en transformar todas esas cosas que tienes arrimadas en tu casa y que no sabes que hacer con ellas, en artículos de primera necesidad para estas personas o instituciones.

Recibimos donaciones de todo tipo: Juguetes, ropa, joyas, camisetas autografiadas por jugadores de fútbol, cenas en restaurantes, entradas a conciertos.

Luego las valorizamos, les tomamos una foto y las subimos a nuestra página en Facebook.

El “precio” que pedimos por ellas, son packs de víveres, cajas de leche, fórmulas, pañales, etcétera.

Quien esté interesado nos escribe y coordinamos el trueque. Vienen por las cosas, nos dejan los productos y nosotros nos encargamos de hacérselos llegar a quienes más lo necesitan.

Eso es Trueque Solidario.

¿Cuál fue tu motivación principal para emprender ese proyecto?

La vena social siempre ha rondado mi vida, pero hace unos 3 años profundicé más en el tema. Conocí a quien estaba fundando en ese momento la Iniciativa Social «Donante Pendiente», que ayuda a miles de personas a conseguir donantes de sangre en todo el país.

Me invitó a unirme y desde ahí empezaron a nacer grandes cosas. Empecé a descubrir la realidad de muchas personas en el país, me tocó muy dentro y ya no pude parar.

Cumplí mi ciclo en «Donante Pendiente» y decidí crear «Trueque», con una amiga del colegio que apreció de casualidad, justo en ese momento.

Definitivamente, mi hija menor es quien siempre me da un impulso extra. La veo a ella en cada niño que necesita ayuda.

Es desgarrador ayudar a un niño sabiendo que hagas lo que hagas no va a vivir más de 2 meses. Pero, al mismo tiempo, ves a toda la familia, voluntarios y médicos, tratando de hacer que esos 2 meses sean los mejores de su vida. Eso es motivador.

Vemos en redes sociales tantos casos de niños, adultos o animales que necesitan ayuda, que hemos perdido la sensibilidad. Es sólo en el momento en que te acercas o lo vives en carne propia, que todo cambia.

La gente no sabe la cantidad de personas que necesitan ayuda y no tienen una página de Facebook para pedirla. Simplemente están en una cama de hospital, un albergue o tirados en la calle, esperando que alguien se apiade. Y si nosotros podemos ayudar, lo hacemos.

¿Qué obstáculos se han presentado en el camino?

El principal obstáculo es la indiferencia. La indiferencia de las personas de a Facebook (por no decir de a pie, en estas épocas tecnológicas), del Estado, de empresas y de diversas instituciones.

Yo tengo muy claro que hoy nos bombardean con posts pidiendo ayuda, con fotos de niños enfermos, perros abandonados, albergues, colectas. Por todos lados nos piden dinero y, definitivamente, eso cansa.

Pero tenemos que entender que esto se debe a la ineficiencia de un sistema, que debería ser el que se encargue de todas estas personas. O, mejor aún, que no permita que lleguen a estas situaciones.

No es posible que a grupos organizados que llevan -de forma gratuita- desayunos, almuerzos y cenas; a los familiares de pacientes de bajos recursos en hospitales del estado, se les impida el ingreso. ¿La razón? Evitar que la cafetería del hospital «pierda clientes».

Y así hay miles de casos. No existe empatía en mucha gente.

Sería maravilloso no tener que estar haciendo este tipo de actividades sociales. Que el estado, en todos sus niveles, trabaje como un relojito: Salud, educación, seguridad.

Pero eso no es así, ni tiene la pinta de que vaya a suceder muy pronto. Entonces, mientras podamos hacer algo, hay que hacerlo.

¿Cómo conjugas el tiempo que dedicas a «Trueque» con el tiempo para tu familia, trabajo, deporte?

El único problema podría ser el tema del trabajo, pero aquí en la agencia me han apoyado bastante. Recibo cosas aquí, hago donaciones aquí y manejo la página desde aquí (también desde mi smatphone).

El deporte, «Trueque» y la familia siempre van de la mano. Esto se trata de relacionarse, ampliar tu círculo y convencer a más gente de que eso de ayudar vale la pena. Y qué mejor que el deporte para encontrar gente buena.

Además, el ejemplo que le estoy dando a mis hijas creo que es lo que más podría rescatar. Trato de que participen, de que se vuelvan solidarias, que es muy diferente a caritativos.

Que vean a esas personas que necesitan ayuda, de frente a los ojos. De igual a igual.

No entregar limosna, sino entregar esperanza. Saber a quién se lo estás dando y por qué.

Sería maravilloso, poder dedicarme al 100% a «Trueque» o a alguna otra iniciativa social.

Tengo muchas ideas y en algún momento saltará una que me permitirá darle a tiempo completo a esto de la responsabilidad social, teniendo un respaldo económico que me permita seguir sosteniendo a mi familia. Si no, yo también terminare pidiendo ayuda. Es un sueño.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren emprender un proyecto propio, pero sienten que el miedo u otros factores las limitan?

Que se lancen. Y lo digo porque yo soy de esos que tienen miedo de quedarse en el aire.

Pero en el momento en que me ha llegado esta nota, justamente estoy en un proceso en que ese miedo está desapareciendo. Es complicado, sí, pero estoy seguro de lo que hay más adelante valdrá la pena.

Emprender algo para uno mismo es increíble y muy valioso.

Dedicarte a lo que te apasiona es ser realmente exitoso.

Pero emprender algo para alguien, es algo muy muy enriquecedor.

Háganlo en algún momento de sus vidas, estén en el país que sea, haciendo lo que sea y con quien sea.

No hay nada más enriquecedor que dar.


Sigue a Trueque Solidario y únete a la comunidad:  

Facebook Trueque Solidario – Lima

Facebook Trueque Solidario – Trujillo

Instagram Trueque Solidario

Puedes ayudar donando cosas que no uses, adquiriendo algo que necesites y difundiendo la iniciativa.


No sé cómo te sientas después de haber leído este artículo. Espero que tan inspirado como yo, después de haberlo escrito.

¿Notaste que empezar un emprendimiento propio requiere tiene tanto de una motivación poderosa, como de una adecuada preparación?  

Quien no esté listo, a nivel emocional y económico, por más ganas que tenga, probablemente se quedará «sin aire» a mitad de camino.

Si te encuentras en esa etapa en la que quieres emprender, pero el miedo y la incertidumbre aún son grandes, dale una mirada a mi Sistema de Administración del Dinero para Emprender sin Miedo.

Con él, aprenderás a organizar tus finanzas personales, para poder empezar un proyecto que te apasione, sin afectar tu tranquilidad económica. 

Haz realidad para ti, este nuevo concepto de negocios rentables.

Sólo para terminar, quiero pedirte que me ayudes a llegar a más personas. Por favor, comparte el artículo si te gustó : ) 

Y no olvides comentar aquí debajo.

¿Te gustaron estas historias de emprendimiento?

¿Tú en qué etapa te encuentras?

¿Cuáles crees que es el miedo más grande al emprender?


[gravityform id=»3″ title=»true» description=»true»]


Conquista el mundo online y libérate de ese trabajo que mata tus sueños.

Descarga mi Guía Gratis: 32 profesiones y emprendimientos digitales que podrías empezar hoy.

6 comentarios en “Negocios rentables que cambian vidas: 8 emprendedores peruanos explican cómo prepararse para empezar un proyecto propio”

  1. Hola Ramón:
    Como siempre, excelente artículo.

    Lo que más me gusta es que son historias de personas comunes y corrientes como todos nosotros, pero con la diferencia de que ellos sí se atrevieron a dar el »salto».

    Es interesante ver diversos escenarios y gente con personalidades diferentes atreverse a cambiar por completo su estilo de vida por un propósito que al final resulta ser más motivador y fuerte que cualquier duda o temor (aunque este último se mantiene tocando de vez en cuando la puerta).

    Con tu blog he aprendido que no tiene por que ser un salto al vacío el emprender. Se puede planificar, se pueden ir haciendo ajustes (sobre todo económicos), para cuando se decida iniciar el trayecto tener mayor seguridad y estar preparados para los imprevistos.

    Creo que lo importante es tener convicción de lo que quieres, seguridad en tu proyecto y el apoyo de las personas importantes en tu vida.

    Abrazos.

    Responder
  2. Felicitaciones Ramón, muy interesante tema.
    Ahora los jóvenes nos están dando el ejemplo de saltar sin temor. Por eso estoy segura que con ustedes podremos cambiar a nuestro país. Hacer lo que uno desea y si es poder ayudar, qué mejor!!!!
    Estoy muy orgullosa de Franco de los Ríos, mi hijo, quien siempre nos sorprende con su solidaridad, entrega, pasión y entusiasmo por un nuevo país.
    Cariños, Linda

    Responder
    • Hola, señora!

      Muchas gracias por comentar el artículo.

      Franco es un capo. A él lo conozco desde el colegio (también soy del Liceo!), y es espectacular ver cómo utiliza su talento para la creatividad, en favor de las personas que necesitan una mano.

      Ahora, si usted dice que nosotros estamos dando el ejemplo de saltar sin temor, será en parte por la formación que hemos recibido de ustedes, nuestros padres, ¿verdad? 🙂

      Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario

EMAIL

Y te haré llegar mi Guía “32 Profesiones Digitales y Emprendimientos Online”
Acceso Inmediato y 100% Gratuito.

¡Déjame tu mejor correo!